Reglamento de Uso del Garaje



REGLAMENTO DE RÉGIMENO INTERNO DE USO DEL GARAJE DE LA COMUNIDAD DE PROPIETARIOS DEL EDIFICIO SITO EN EL NÚMERO ___ DE LA C/ _______________ DE LA POBLACIÓN__________

 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

De conformidad con lo establecido en el artículo 6 de la Ley de Propiedad Horizontal, los propietarios de la Comunidad, anteriormente referenciada, en Junta General Extraordinaria celebrada el ___ de ________ de 201_, acuerdan fijar las siguientes Normas de Régimen Interior para regular los detalles de la convivencia y la adecuada utilización de los servicios y cosas comunes del Garaje, dentro de los límites establecidos por la Ley y los Estatutos, que obligarán a cada uno de los propietarios y ocupantes de las distintas plazas de garaje componen la Comunidad, mientras no sean modificadas en la forma prevista para tomar acuerdos sobre la administración.

En toda Comunidad es preciso velar por el interés de todos los propietarios, de manera que los derechos de todos y cada uno de los vecinos, en la utilización de los elementos y servicios comunes, no vaya en contra de los derechos de uso de esos mismos servicios y elementos comunes que tengan otros propietarios.

Es el objetivo de este Reglamento inspirar unas normas de convivencia que puedan permitirnos a todos disfrutar ordenadamente de los espacios que vamos a compartir.

 

CAPITULO I: DEL USO DEL GARAJE


Artículo 1.- El garaje se compone de ___ plazas.

Artículo 2.- Los vehículos se situarán dentro de cada plaza debidamente delimitada, sin sobrepasar dichos limites, no pudiendo ocupar otra que le sea ajena.

Artículo 3.- Está prohibido el estacionamiento de más de un vehículo (automóvil, motocicleta, ciclomotor,...) en una misma plaza de aparcamiento, aún tratándose de las de mayor tamaño.

Artículo 4.-. Está terminantemente prohibido depositar o almacenar en la plaza, aunque sea temporalmente, objetos, muebles, enseres, maquinaria, utensilios, materiales nocivos, inflamables o peligrosos que puedan afectar a la salud y a la integridad de las instalaciones. En suma, todo aquello que pueda entorpecer el tránsito normal en la zona de circulación y maniobras de los vehículos.

Artículo 5.- No está permitido el cerramiento de las plazas con cadenas, cierres metálicos o de cualquier otro tipo. Las plazas únicamente quedarán limitadas con líneas de pintura en el suelo y, debidamente numeradas.

Artículo 6.- Queda prohibido estacionar los vehículos, aunque sea temporalmente, para carga y descarga, en los viales de circulación, rampas de acceso, "zonas muertas" y zonas de maniobras.

Artículo 7.- Se respetará el sentido de circulación marcado por la Comunidad, así como las señales de los semáforos.

Artículo 8.- La circulación por el recinto del garaje se hará a baja velocidad (no superior a 20 km/h) y con las luces de cruce encendidas, tanto a la entrada como a la salida, con el fin de evitar posibles accidentes y atropellos.

Artículo 9.- Está totalmente prohibido utilizar el recinto como taller de reparación y limpieza de vehículos, realizar cambios de aceite, cambios de filtro; así como, todo aquello que pueda suponer un vertido o peligro para la seguridad de los propietarios e instalaciones. Se podrán cambiar baterías en caso de absoluta necesidad, llevándose luego las viejas fuera de las instalaciones. Se permitirá la entrada de la grúa únicamente en el caso que un vehículo estacionado esté averiado y no lo pueda arrancar un mecánico.
Artículo 10.- No se permite el uso del garaje para realizar juegos y montar en bicicleta.
Artículo 11.- Las puertas de entrada y salida al garaje se utilizarán de forma correcta, salvo que por avería de una de ellas deban utilizarse de forma contraria. Tanto a la entrada como a la salida del garaje, se esperará al cierre de las puertas, para evitar el acceso de personas ajenas al garaje.
Artículo 12.- (en caso que se modifique el artículo 3) Se prohíbe la sujeción de motocicletas, ciclomotores, bicicletas u otros a las tuberías o pilares del garaje. Tampoco se permitirá hacer taladros en el suelo o las paredes para este fin o ningún otro.
Artículo 13.- Se respetarán todos los servicios comunes del garaje, así como el/los aseo/s existente/s, y todos los elementos que componen la red contraincendios, areneros, etc..., comunicando cualquier anomalía que se observe al Presidente/Vicepresidente/Vocal/Conserje/Secretario-Administrador para su posible reparación. Su no cumplimiento puede dar lugar a graves problemas ya sea para el mismo usuario como para el conjunto de los mismos.
Artículo 14.-No se deben sujetar ni dejar abiertas las puertas de acceso desde el garaje a las viviendas, dado que las mismas son puertas contraincendios que frenarían el mismo, por lo que en caso de incumplir esta norma se mermaría considerablemente la seguridad del edificio.
Artículo 15.- No se permite bloquear los interruptores de la luz de los garajes, ya que podría provocarse un cortocircuito y generarse un incendio.
Artículo 16.- La persona que cause deterioros intencionados en el garaje por uso indebido del mismo será responsable de su reparación.
Artículo 17.- El propietario que alquile la plaza será responsable ante la Comunidad de cualquier desperfecto o avería ocasionada por el inquilino en las instalaciones.

 

CAPÍTULO II: RÉGIMEN SANCIONADOR


Artículo 18.- Cuando un propietario/inquilino no actuase o su comportamiento fuera incorrecto conforme a las normas establecidas en este Reglamento de Régimen Interno, el Presidente/Vicepresidente/Vocal/Conserje podrán llamar la atención a dicha persona para que cese en su comportamiento, considerándola una amonestación o primera falta.
Artículo 19.- Si las actividades o comportamiento incorrecto continuaran cometiéndose en días sucesivos se considerará una segunda falta. El Presidente convocará una Junta Extraordinaria y Urgente, para comunicarle al propietario dicha infracción, debatirlas si acude e instarle a que cesen las mismas. Asimismo, se autorizará al Presidente para presentar, en nombre de la Comunidad, denuncia/s ante la Autoridad Competente por falta/s reiterada/s del/de los propietario/s o inquilinos.
Artículo 20.- Sí, a pesar de las comunicaciones y denuncias, el infractor persistiere en su conducta se considerará una tercera falta, como una clara desobediencia a las normas de convivencia. El Presidente, previa autorización de una Junta de Propietarios Extraordinaria y Urgente, podrá entablar contra el infractor, en nombre de la Comunidad, la acción de cesación que se sustanciará a través de juicio ordinario, tal y como establece el artículo 7.2 Ley Propiedad Horizontal.


Descargar Formulario
Presupuestos sin compromiso